martes, 27 de abril de 2010

Metiéndome en jardines sin flores

By endurance, we overcome.

Shackleton
No es por ocultarlo, pero en ocasiones me encanta torraros...

No estoy muy segura de la idea que os hacéis acerca de mí, pero bueno, ahora no es lo importante. Me gustaría, poco a poco, ir hablando de lo que suponen las distintas concepciones de ser sordo. O Sordo, como escriben en algunos sitios. Sitios que posiblemente habréis encontrado alguna vez, en alguna búsqueda absurda como las mías, y habréis visto los primeros segundos de videos donde el blogger habla por medio de su cuerpo y manos. Otros escribimos. Hasta ahora sólo con las manos, eso sí.

Conceptos como "audismo", "oralismo", "cultura sorda", y demás, opino que sólo pueden ser comprendidos llevando la introducción a un contexto más histórico. A menudo, creo que encuentro personas tanto sordas como oyentes, que usan de los términos sin tener un conocimiento realmente profundo. Creo que es importante poner el conocimiento propio en manos de otros, y a su vez, estar dispuesto a recibirlo. Ninguna idea está terminada; a lo largo de la vida, nuestras ideas y opiniones no hacen sino enriquecerse. Todos lo hacemos. Salvo la clase política, claro está. Para qué cambiarlas, hombre.

Ay madre...

Para comprender por ejemplo "Oralismo". Según un diccionario especializado, oralismo sería un "Sistema de comunicación y enseñanza del niño/a sordo/a que se basa en la utilización exclusiva del lenguaje oral".

Imaginaros un contexto histórico, como por ejemplo, en nuestro caso, la piel de toro durante la posguerra. Que no queda demasiado lejos. La tasa de analfabetismo general era alta (sin disponer de datos, me vais a permitir que me tire a la piscina, mirusté), creando a su vez una sociedad que recibía a todos aquellos en desventaja física o psíquica, como poco menos que personas que debían ocultarse en casa.

Mi madre, que nació en los años de la posguerra, y cuya madre (mi abuela) era sorda desde los 18 años, tenía de joven también una amiga sorda -qué predestinación- y conoce bien la óptica que se tenía entonces.

-Mi amiga era bien lista y avispada ella, pero ya se sabe, la incultura de aquel tiempo hacía pensar que una persona sorda era tanto como el tonto del pueblo.

¿Qué era lo que contribuía a dicho pensamiento? Obviamente, si la mayoría del pueblo era prácticamente analfabeta, las perspectivas para el sordo no eran ni con mucho mejores, y la educación, si es que la hubiera, transcurría en intentos para enseñarle a hablar.

Que ya os podéis imaginar, el golpe de vara era muy democrático en aquel tiempo. Una persona sorda profunda, sin poder oír una voz, por lo menos claramente, es muy difícil que consiga imitar un sonido, y menos, con fidelidad. Esto del sonido de alta fidelidad, nos viene estropeado.

Sordos con voces totalmente inarmónicas, sin control alguno sobre el tono, volumen... con voces rotas. Pero no es el único factor que contribuía a que fueran vistos así. El enfoque educativo, en el caso de los sordos con suerte (o de familias bien), irónicamente no iba mucho más allá.

Que dicho enfoque más o menos era "Primero juntar bien los sonidos, pronunciar bien, y que te entiendan los que oyen. Si no, ¿cómo vas a pedir las cosas?. Luego, si va bien, a leer y a escribir".

¿Por qué el oralismo es un error para los sordos profundos? Pues a la gallega se contesta muy bien esta cuestión.
¿Por qué juntar bien los sonidos primero, y no entender primero? ¿De qué sirve decir perfectamente "Tengo hambre" o "Necesito ayuda" si no comprendes lo que es hambre, ni el verbo necesitar? ¿Y qué pasa cuando ni siquiera podemos poner nombres a cosas tan complejas y abstractas como el amor, ni comprender ecuaciones matemáticas porque falta el vehículo para ello?
¿Existen primero las abstracciones en la mente, o existen después de ser nombradas?

A veces, en los caminos hay que tener errores para aprender de ellos. Lo malo de los errores es perdurar una y otra vez en ellos. Porque lo malo del oralismo es que ha producido hasta hace bien poco, generaciones de sordos analfabetos funcionales. Hablar, hablan muy bien, pero no entienden palabras complejas ni estructuras demasiado elaboradas.

Dicen que se resuelve a golpe de lectura. Mejorar la lectoescritura. Pero chico, yo entiendo que después de estar años dando la brasa delante de un espejo, y esforzándose por imitar sonidos que hay que imaginarse, el día que te ponen un libro, y te dicen "Ahora tienes que leer... y mucho", lo tires a la primera de cambio porque "no entiendo nada". Y que lo lea Rita. La pollera.

Cómo no va a ser complicado, coñe, si faltamos el día que enseñaron a leer, y estábamos demasiado ocupados en hablar bien.

Y si queréis saber más del tema... os recomiendo este libro. Averiguad por vosotros mismos. A mí me encantó.


PD: El Astenolit produce blogorrea. Uy, espera, que voy a escribir otro post.

12 comentarios:

Cattz dijo...

Muy muy interesante. Además hay muchos tipos de sordos, ya que no es lo mismo nacer sordo que quedarse sordo a una edad más avanzada. Por lo que me han dicho se suele notar un cambio de caracter(a peor) bastante notable en estos casos.
La madre de mi ex se quedó sorda con los embarazos(tiene un 20% de audición en el derecho y pérdida total en el izquierdo) y durante 10 años no tuvo audífono, siempre dijo que jamás se había sentido tan sola rodeada de gente.

No sé, creo que me resulta imposible imaginarlo.

Equipo biofrutas dijo...

un post al día nos sabe a poco, amiga baiónica, tal es la adicción que tenemos a su manera mágica de hacer sencillo lo complejo o de arrojar luz sobre zonas ignotas (Del lat. ignōtus, desconocido.No conocido ni descubierto.). siguiendo con las idioteces etimológicas, por cierto, que aprendimos ayer que inédito e inaudito provienen de la misma palabra: in-auditus, lo que no se ha oído. Y el colmo es "absurdo" (ab surdus), contrario y opuesto a la razón.

Indo dijo...

me gusta cuando hablas del tema. alguna vez te he comentado que mi cuñado es sordo profundo casi de nacimiento. no lleva audífono porque lo suyo es un problema del nervio auditivo del cerebro o algo así. total que no oye nada.
mis suegros hicieron grandes esfuerzos para llevarle al único colegio especializado que había hace más de 30 años. intentaron lo del oralismo. pero en alguien que nunca ha oido algo parecido a un sonido es imposible reproducirlo. le tomaron por retrasado hasta que alguien emepezó a enseñarle signos.
mi cuñado no habla nada, ni lee labios, pero porque es un caso extremo, supongo.
gracias por aclararnos un poco las cosas. así da gusto.
y me alegro que hayas vuelto con tantos ánimos.
un besazo.

Dry dijo...

el anterior comment, fruto de no estar muy despierto a las 9 de la mañana, pretendía ser una crítica a la idiotez latente en algunas palabras que nos cargan sutilmente de prejuicios.

Tenga usted un buen día con Candy

Superflicka dijo...

Me parecen interesantísimos los post que escribes sobre la sordera. La verdad es que es difícil encontrar la visión "personal" del tema. Y, sobre que los sordos fueran los "retrasados" del pueblo, te cuento una anécdota. Los lingüistas creían que la capacidad cognitiva para hablar se desarrollaba antes que el aparato fonador, pero durante mucho tiempo no se pudo demostrar. Finalmente alguien se le ocurrió observar a los niños (sordos o no) nacidos de padres sordos "signadores" (¿se dice así?) y se vio que ya con 9 meses son capaces de expresar un amplio abanico de necesidades básicas (comida, caca, calor, frío...) con las manos. Minipunto para la comunidad sorda ;)

copepodo dijo...

Me has dejado de piedra. Las cosas hay que colocarlas en su contexto, y nunca me había parado a pensar lo radicalmente distinta que puede ser la vida para una persona sorda el ambiente educativo de la comunidad en la que crece.

Raven dijo...

Es el mismo estúpido problema de siempre, adaptarnos para que no molestemos a los demás. Prepararnos para encajar sin hacer mucho ruido, pero sin feedback ninguno. Te "preparan" para un mundo, pero no preparan ese mundo para ti, encima se sienten bien pues creen que te hacen un grandísimo favor...

Arg, vaya semanita que llevo de enfados xD se me va a quedar esto crónico de la malaleche. Un saludo !

Barbijaputa dijo...

Pequeña mía, tienes la suerte de poseer la capacidad de escribir un texto como éste, ya sabes que un sordo nacido sordo ni de coña lo haría, y por supuesto, no todos sabrían si te leyeran, exactamente a lo que te refieres con algunas expresiones.

Mi profesor de lengua de signos era el sordo más culto de la ciudad, y escribía regular y siempre algo desordenado. He entendido el post, porque lo he leído teniéndolo a él y a la parte de comunidad que conozco muy presente.


Tu blog es un bien necesario tanto para sordos como para oyentes, además se intuye la calidad humana que hay detrás de Biónica, y el carácter dulce a pesar de lo que significa ser sorda (No había conocido un sordo con tanta paciencia como tú).

Y creo que eso contesta a tu pregunta indirecta de que no sabes lo que opinamos de ti. Pues eso es lo que opino yo.

Heike Nelken dijo...

Bueno, voy a bajar radicalmente el nivel de comentarios de este post.

Me ha flipado.

O mejor dicho, me ha estimulado mucho intelectualmente, que es una manera bastante fácil de ponerme tontorrona.

Me has puesto tontorrona. Me añado el libro a la lista de "para leer"...

Illuminatus dijo...

Un lingüinsta, no recuerdo si era Korzhibsky, argumentaba que el lenguaje determina la organización psicológica y la conceptualización de lo abstracto. No es lo mismo cómo tiene la cabeza ordenada alguien que se maneja en castellano que alguien que se maneja en alemán, por lo menos cuando tiene una cierta edad. El lenguaje actúa de sistema operativo del pensamiento y se nota en lo abstracto.

Es cierto que el lugar de muchos tipos de discapacitados en la sociedad (casi todos) está muy jodido. Es una consecuencia práctica del hábito tribal y los instintos de grupo. ¿Inexcusable? Es un problema de números y de falta de humanismo, en general. Al menos hemos progresado y no son arrojados desde las rocas...

Biónica dijo...

Cattz, sólo se imagina hasta que se está, a mí por ejemplo, la ceguera me resulta imposible de imaginarla. Y espero no tener que hacerlo!!

Biofrus, os sabe a poco, tranquilos, que os empacharé, miraloquetedigo xD. Y oye, lo de la etimología me lo llevo puesto!! :D

Indo, seguro que es lo extremo, lo bueno es haberle dado otras alternativas para la comunicación. Lo malo es cerrarse a una sola solución, claro está :D. Me alegra que me leas!

Dry, entendido estuvo!! y buen comment por cierto!

Superflicka, algo leí por encima, de lo que comentas, la verdad que los niños sordos como tabula rasa tenían que ir muy bien para este tipo de estudios, es una suerte que supieran ver más allá de la deficiencia y verlo como una oportunidad de estudio en este caso.

Cope, a veces las cosas porque sí no se explican demasiado bien, y la historia viene bien en estos casos. El conocimiento, y hacerlo llegar, creo que es la mejor herramienta. Y el deber nuestro. Eso lo compartimos. Compartimos lo mejor que sabemos. Me alegra que te haya gustado

Raven, por eso hay que fomentar el feedback, aunque a veces den ganas de tirarlo todo por la borda... los demás tiran de nosotros, también nosotros hemos de tirar de ellos. Aunque nos canse :). Ánimos!!

Barbi, lo sé, lo sé. Incluso había pensado escribir un texto tal como lo harían las personas sordas con dificultad para la lectoescritura. Pero creo que pondría demasiado los pelos de punta. O quizás podría servir como toque de conciencias. No estoy muy convencida del efecto que podría tener. Hay un montón de sordos con gran cultura, que sin embargo, trasladada al papel... por suerte, esto está cambiando...
Y millones de gracias por esa opinión TAN positiva! Me he puesto colorá y todo, jiji. Gracias, gracias.

Heike, qué nivel vas a bajar xD, el libro es una novelita muy amena, la verdad que es un soplo de aire fresco porque hay muchas historias de sordos pero ésta está integrada en la historia de una forma -más comercial, también es verdad- muy bella, y atractiva para el que no conoce mucho de la comunidad sorda. Aish, tontorrona xDDD, jiji.

Illu, has dado en el clavo con el símil. El del sistema operativo es la descripción que más se ajusta a lo que quería expresar. Es como si nos hubieran (bueno, sin incluirme del todo) dado un SO todo cutre y esperaran que supieramos programarlo para transformarlo en un Mac xDDDD. Me ha encantado la comparación, muy bien pensada.

Y menos mal que no me han tirado desde las rocas, jiji. A ver si iba a estar yo ahora escribiendo tan ricamente xD.

Barbijaputa dijo...

Me encantaría un post así. Creo que es una idea superoriginal, en serio.